jueves, 24 de octubre de 2013

LA LEGALIDAD NO SE NEGOCIA

COMUNICADO.
 
Por este medio hacemos de su conocimiento lo que se acordó en reunión celebrada el lunes 21 del presente mes respecto a la propuesta de tener un diálogo con Mr. Gallagher el día de su visita a este poblado. Para lo anterior, iniciamos con una pequeña relatoría de hechos para concluir con nuestra respuesta. En el año 2011 la Dra. Lilia Granillo y el Ing. Bob White hicieron contacto con integrantes del Frente Amplio Opositor (FAO) a New Gold- Minera San Xavier y su proyecto minero en Cerro de San Pedro, su interés era conocer la problemática y nuestra postura respecto de la operación del proyecto. Luego de recabar información sobre la situación, visitar el lugar del proyecto, constatar los severos daños ambientales y sociales que causa la actividad minera, visitar a los pobladores afectados y constatar con documentos oficiales la ilegalidad jurídica con que ha venido operando la citada empresa minera, nos propusieron llevar a efecto un inicial proceso de mediación a través de la Consejería de Responsabilidad Social Empresarial de la Industria Extractiva, dependencia del Gobierno canadiense con sede en Toronto Canadá, .
 
Así, fue que la Dra. Marketa Evans, Directora de tal Consejería, así como su equipo de asesores de la oficina de la Consejería visitaron el poblado de Cerro de San Pedro para sostener conversaciones con los habitantes, conocer el proyecto de explotación en campo y constatar los diferentes y graves impactos que está causando el dicho proyecto minero.
 
Con ocasión de la visita se organizó un foro de diálogo en el que participaron alrededor de treinta personas afectadas por el proyecto minero, cada una de las cuales dio y justificó su opinión respecto a la problemática causada por la explotación a tajo abierto que realiza la empresa, coincidiendo en que la única solución era la suspensión definitiva de las actividades de minera San Xavier en Cerro de San Pedro. Al respecto, la Dra. Marketa Evans aclaró que las funciones de su oficina se limitaban a impulsar, de ser posible, un diálogo entre las partes en conflicto, la empresa y el FAO, a fin de allanar fricciones, pero de ninguna manera a solicitar o exigir el cese de actividades de la empresa trasnacional. Además, tal mediación no incluiría a las autoridades mexicanas federales, estatales o municipales por no tener competencia para ello y no considerarlas parte del conflicto, ya que el mandato de su oficina no incluye el comportamiento de la empresa ante los gobiernos locales.
 
Ante tal situación, y considerando que la propuesta de mediación de la Consejería de Responsabilidad Social Empresarial de la Industria Extractiva del Gobierno Canadiense era insostenible en los términos planteados por no apuntar hacía una solución real y de fondo a la problemática minera, los integrantes del FAO concluimos que no existen las condiciones para avanzar en el proceso de mediación, por lo que hemos resuelto separarnos y deslindarnos del mismo, en tanto no existan condiciones encaminadas a detener el proyecto minero.
 
La empresa, por otra parte, ha intensificado sus actividades e iniciado una nueva fase de ampliación del proyecto que implica la realización de dos tajos más adyacentes al primero, con lo que se incrementará la destrucción y el daño ambiental, social, a la salud de los pobladores, y al patrimonio histórico y cultural que se han ido acumulando durante los años de funcionamiento del proyecto. En tales condiciones, avanzar en un proceso de mediación equivaldría a consentir tales daños y sus efectos convirtiéndonos, así, en cómplices de sus ilícitas actividades, muy particularmente por los efectos a la salud del más de millón y medio de habitantes que sufrirán los impactos causados por el proyecto de New-Gold-Minera San Xavier, reconocidos por la propia empresa en su documento conocido como Convenio de Cooperación y Coordinación, firmado por ella y los gobiernos estatal y municipal.
 
Por lo anterior, solo nos queda reconocer y agradecer la encomiable labor tanto de la Dra. Lilia Granillo, el Ing. Bob White, el Padre Pablo así como de la Dra. Marketa y sus colaboradores, a quienes reconocemos su actuación de buena fe en el proceso de mediación pero dado que, como señalamos, éste no reúne las condiciones y elementos necesarios para un diálogo que nos lleve a la consolidación de una solución justa, no habremos de continuar en tanto no ocurran éstas.

Atentamente

Martín Faz Mora,   David Covarrubias,   Marcos Rangel Mendoza,   Alicia Santillán Maldonado, Carlos Covarrubias, Rafael Flores López, Tonatiuh Hernández Correa, Pedro Rangel Mendoza,  Teodora Rocha Pérez,   Tonantzin Mendoza Rocha,   Mario Martínez Ramos, Oscar David Reyes Medrano.