jueves, 18 de junio de 2009

La Jornada San Luis

La Ruta del Mercurio y de la Plata no ha sido demostrada históricamente, argumentan

Buscan opositores a la MSX evitar fraude cultural con declaratoria de la UNESCO

Con el propósito de impedir el “fraude cultural promovido por el gobernador Marcelo de los Santos, y el alcalde capitalino Jorge Lozano Armengol” al incluir a San Luis Potosí capital como parte de la Ruta Intercontinental del Mercurio y de la Plata, miembros del Frente Amplio Opositor (FAO) a la Minera San Xavier acudieron ayer a la ciudad de México y entregaron en las oficinas de la UNESCO documentos “académicos y científicos” que probarían sus aseveraciones.

Por la mañana, en rueda de prensa, Sergio Serrano Soriano, integrante de Pro San Luis Ecológico, dio a conocer que el regidor Carlos Covarrubias Rendón se presentó ante la oficina del representante de la UNESCO en México para entregar un documento con el que pretende influir en la decisión que el próximo 26 de junio tomará este organismo en relación a la posible declaratoria para San Luis Potosí, como patrimonio de la humanidad.En el documento se exige que primero sea declarado como patrimonio mundial el municipio de Cerro de San Pedro.

“Lo que estamos planteando es que no puede haber declaratoria alguna para la ciudad de San Luis Potosí sin el rescate del Cerro de San Pedro por parte de la Minera San Xavier, que fue destruido por esta empresa, cuando, además, el cerro es el símbolo que desde 1656 aparece en el escudo de armas de la ciudad”, indicó en la ciudad de México Juan Carlos Ruiz Guadalajara, investigador del Colegio de San Luis y miembro del FAO.Aunque el regidor Carlos Covarrubias Rendón, entrevistado vía telefónica, no especificó a detalle cuáles son las razones por las que consideran los ambientalistas potosinos que debiera otorgarse tan importante mérito al antiguo municipio minero, hoy con un alto grado de destrucción del patrimonio histórico.Covarrubias Rendón externó que el ayuntamiento de la capital se negó a proporcionarle la suficiente información respecto al expediente que prepararon investigadores potosinos y foráneos.

El regidor se limitó a decir que el alcalde Jorge Lozano, así como su director de imagen urbana, Julio de Villasante y Gamba, se han dedicado a gastar los recursos de las obras municipales en varios recorridos por Europa, sin que ellos tengan qué ver con el equipo de estudiosos que preparó el dossier.

Covarrubias argumentó que a pesar de ser él el presidente de la comisión de transparencia y acceso a la información pública del municipio, los funcionarios le negaron rotundamente la información. Entre los documentos que exigía está la copia del expediente entregado a la UNESCO, que solicitó en sesión de cabildo con fecha 7 de noviembre de 2008; también solicitó información al director de patrimonio de la Secretaría de Cultura Estatal, Rodolfo Acevedo Oliva, misma que le fue negada.

Carlos Covarrubias defendió el trabajo de Letizia Silva, llamado La minería en San Luis Potosí, pretexto para las declaratorias de conservación, argumentando que en ese estudio se demuestra que no existió la Ruta Intercontinental del Mercurio y de la Plata, y por lo tanto no puede sustentarse una declaratoria en algo que históricamente no está demostrado.

Señaló en el documento presentado en la representación de la UNESCO, que el alcalde capitalino, sin tener conocimiento de la historia de San Luis Potosí, hermanó las ciudades de Almadén (España) e Idrija (Eslovenia) y San Luis, los días 18 al 21 de noviembre del año pasado, por lo que el regidor nuevamente cuestionó la exclusión del Cerro de San Pedro como parte de la inexistente ruta del mercurio y de la plata.